fbpx
lluvia-ideas-emprendimiento-emprendedor-pymes

Cómo hacer una lluvia de ideas

La lluvia de ideas, también conocida como «Brainstorming»,  es un ejercicio que te permitirá visualizar de forma ordenada diferentes alternativas frente a una misma situación. ¿Cuándo es bueno hacer este ejercicio? Cuando enfrentamos un problema o un reto y queremos explorar nuevos caminos. Como se dice “salir de la caja”.

Personalmente considero que si bien una lluvia de ideas se puede hacer de forma solitaria, siempre es mejor hacerlo junto a otras personas, puesto que con un mayor número de participantes, habrá mayor cantidad de ideas y divergencia entre ellas. En el caso de que el grupo sea numeroso, recomiendo dividirlos en grupos que no superen los 10 integrantes.

Para la actividad se necesitará de muchos post-it, un plumón punta delgada por persona, tarjetas y un papelógrafo.
A continuación te contamos cómo es que hacemos este ejercicio en Mi Plan de Acción, paso a paso.

#1 Definir el objetivo.

Debes identificar cuál es el propósito de hacer la lluvia de ideas, para que así todos los integrantes apunten sus ideas al mismo tema. Este propósito debe estar establecido de forma previa y escrito en un papel. Si es un problema, ayuda mucho ponerlo cómo pregunta. Algunos ejemplos:
– ¿Cómo aumentar las ventas?
– ¿Cómo dar un mejor servicio al cliente?
– ¿Cómo debiera ser el nuevo producto que queremos lanzar?
Pega el objetivo en el papelógrafo.

#2 Explicar las reglas.

– La cantidad es más importante que la calidad.
– Es una idea por post-it.
– Construir en las ideas de otro, busquen inspiración en otras ideas.
– Busquen ideas locas, está permitido ir más allá de lo evidente.
– Sean visuales, una palabra acompañada de un dibujo ayudará al entendimiento colectivo.
– Mantengan el foco en el objetivo.
– Prohibido juzgar, criticar y debatir.
– Cuando haya que conversar, habla una persona a la vez.

#3 ¡Poner manos a la obra!

Dispón de post-it en la mesa y tarjetas, estás últimas son para que los participantes puedan desarrollar ideas que surjan en la actividad.
Da 10 minutos para que cada uno escriba sus ideas. De vez en cuando promueve que vean que ideas se han escrito para construir sobre estas.

#4 Compartir.

Cada participante menciona las ideas que plasmó en el papelógrafo y explica aquellas que sean más complejas o puedan despertar dudas.
Se deben eliminar las ideas reiterativas y agrupar el resto en grupos, por criterios.

#5 Sistematizar.

Se escoge a una persona que ordene las ideas en un documento escrito, el cuál debe ser compartido con todos los integrantes. Este documento será el inicio de posibles desarrollos, iniciativas y acciones.

¡Es muy productivo y entretenido! Es que es necesario crear primero el ambiente y darse el tiempo de idear, para luego crear.

Daniela Molina

Ver entradas de Daniela Molina
Soy consultora en gestión de emprendimientos. Ingeniero Comercial de profesión y facilitadora del aprendizaje de vocación. Mi experiencia en el diseño y ejecución de programas que promueven el emprendimiento, para distintas instituciones de educación, me han convencido de que cualquier persona puede vivir de sus ideas, cuando tiene un buen plan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar a la tienda
    WhatsApp ¡Chatea con nosotros!